Publicado el

La alimentación durante el embarazo

alimentación embarazo

alimentación embarazo

La alimentación que se lleve durante el embarazo es de vital importancia para la formación, desarrollo y futura salud del bebé que se está formado.

Debe de ser sana, equilibrada y variada.

En este post, vamos a contaros que tipos de alimentos favorecen más, cuáles debes de evitar por riesgo de la salud de tu bebé, desmentiremos algún mito que otro, y os aportaremos consejos que seguro os vienen fenomenal para aquellas mamás que estéis embarazadas y esperando la llegada de vuestro peque.

La alimentación saludable durante el embarazo

Llevar una alimentación saludable durante los meses que estás embarazada resulta y es algo fundamental, para el bebé, pero también para ti. Sientes un deseo irrefrenable por llevar una vida más saludable.

Y en este aspecto la alimentación juega un gran papel importante durante todo el embarazo.

Así que aprovecha estos nueve meses que tienes por delante para cambiar tus hábitos en la mesa, porque además todo lo que aprendas de la alimentación durante este tiempo, lo tendrás que aplicar también durante la lactancia.

Tu gran aliada durante este tiempo será la “pirámide alimentaria” bajo las recomendaciones de los expertos.

Otro momento decisivo para comer de forma saludable y equilibrada es elegir bien y adecuadamente los alimentos en el momento de adquirirlos en el supermercado o en el puesto del mercado.

También debes de tener muy presente durante el embarazo no aumentar exageradamente de peso, hay que hacerlo de forma progresiva, pausada y controlada.

En el primer trimestre no se suele aumentar mucho de peso, en el segundo trimestre, lo ideal son unas 300 calorías y, en el tercero, un poco más de 450 calorías.

Así que, no existe ninguna necesidad de comer el doble de lo habitual. Las vitaminas y los minerales son especialmente valiosos para el cuerpo de una mujer embarazada, así que prevalece la calidad sobre la cantidad de los alimentos.

No obstante, tu médico y/o especialista será el encargado de orientarte en este sentido durante el embarazo.

Precauciones

Durante el embarazo hay que tomar una serie de precauciones, y tomárselo muy enserio a la hora de comer, estar en la mesa, o a la hora de manipular los alimentos.

Y todo esto es importante a la hora de evitar enfermedades como la Toxoplasmosis.

alimentación embarazo 2

¿Qué alimentos y bebidas evitar?

Una de las cosas que más hay de cuidar especialmente durante el embarazo es la alimentación, ya que ésta es el único medio para suministrar todos los nutrientes necesarios para tu futuro bebé y para ti mamá.

En primer lugar debes evitar las bebidas con cafeína, como el café o el té. Ya que la cafeína tiende a aumentar la presión de sangre y el ritmo cardiaco. Así que deberíamos de reducir el consumo de café al menos a 1-2 tazas/día.

En segundo lugar y muy importante debes evitar el consumo de tabaco y alcohol.

Tampoco se deben de consumir alimentos crudos o poco cocinados, ya que las carnes crudas como los carpaccios, steak tartar, o embutidos no cocinados, así como las carnes poco “hechas” son susceptibles de poder infectar a personas que no tengan inmunidad a la toxoplasmosis.

Por otro lado, no debes de olvidarte de evitar también consumir cualquier tipo de pescado crudo, ahumado o en salazón, así como crustáceos o moluscos sin cocinar.

Tampoco debemos de consumir quesos sin pasteurizar, hechos con leche cruda. En las etiquetas de todos los envases de quesos, quesos en polvo o rayados podemos encontrar con qué tipo de leche han sido elaborados.

Es recomendable lavar todas las frutas y verduras que se vayan a consumir, así como la tabla o plato donde se hayan manipulado los alimentos crudos.

Se pueden consumir infusiones digestivas como la manzanilla, el peleo-menta o la hierbaluisa, sin olvidarnos de restringir el té, y las infusiones muy diuréticas.

Ácido fólico y alimentos que lo contienen

El ácido fólico es una vitamina súper esencial durante el embarazo y también en la lactancia para el completo desarrollo del bebé.

El consumo de ácido fólico o vitamina B12 durante el embarazo, o para una mujer que quiere quedarse embarazada, así como durante los meses que dure la lactancia, es de vital importancia ya que el organismo la necesita para diferentes funciones como son:

Construir las células: Durante el embarazo las células del organismo de la futura mamá se someten a un sobreesfuerzo para ayudar al desarrollo del bebé.

Y evitar una anemia denominada “megaloblástica”.

De normal las reservas de nuestro cuerpo de ácido fólico son escasas, y durante el embarazo corren el riesgo de agotarse por completo, y el peligro de esto sería provocar una anemia megaloblástica, así que por ello es importantísimo desde el inicio del embarazo consumir los alimentos apropiados y llevar una dieta controlado por tu médico o ginecólogo.

 

alimentación embarazo 3

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un tipo de trastorno muy habitual en mujeres embarazadas, que puede aparecer a partir de la semana 12 de embarazo, y pude darse en mujeres que no la hayan sufrido anteriormente.

En los niveles más leves, se suele controlar con una dieta adecuada.

Las causas más comunes de la diabetes gestacional, reside en los cambios hormonales causados por el embarazo, ya que a partir de la semana 12 de gestación aumenta el azúcar en la sangre  para proporcionar al bebé el sustento que necesita, utilizando el azúcar de su madre ya que él solito no es capaz de generárselo.

Con una dieta sana, equilibrada, espaciada entre horas, reduciendo la cantidad de calorías, aumentando las fibras, fraccionando las comidas, y limitando el uso de ácidos grasos, se puede llegar a prevenir.

No debes comer por dos

El mito de comer por dos durante el embarazo, es eso, solo un mito. No debes de tomarte el embarazo como una barra libre para comer más alimentos, y sobre todo altos en grasas y azúcares, ya que si lo haces, acabarás ganando un sobrepeso, muy difícil de desprenderse de él luego.

Siguiendo las indicaciones de tu médico, y si tu peso es correcto, no necesitas consumir calorías extras durante los primeros seis meses de embarazo.

Durante este tiempo, y de forma muy eficiente, tu cuerpo va absorbiendo y utilizando los nutrientes que necesita. Y de cara a los últimos tres meses de embarazo tu bebé necesitará que incrementes tu dieta a unas 300 kilocalorías.

Para controlar de forma gradual el aumento de peso durante el embarazo los especialistas recomiendan:

  • Disminuir la ingesta de grasas saturadas y colesterol.
  • Aumentar la ingesta de verduras y frutas en 5 porciones al día aproximadamente.
  • El pan, los cereales y las patatas solo deberían de representar el 70% de tu dieta.
  • Ingerir dos o tres porciones de carne, pescado y legumbres al día.
  • Consumir leche y productos lácteos semidesnatados y bajos en calorías.

Es verdad que necesitas comer por dos en lo que se refiere a nutrientes con el propósito y fin de proporcionar una correcta alimentación a tu peque, pero no comer para dos en términos de calorías.